Los beneficios de las camas articuladas

cama-articulada

Las camas articuladas son camas eléctricas que permiten diferentes posiciones gracias a su motor eléctrico. Este tipo de camas, permite adaptar la cama fácilmente de acuerdo a las necesidades de cada persona.

Sin embargo, es probable que no conozcas los beneficios que tienen las camas geriátricas, y por este motivo hoy vamos a hablar ello. Así que, si quieres conocer más sobre los beneficios que tienen estas camas para ofrecerte, te invito a que sigas leyendo atentamente.

 

¿Qué beneficios tienen las camas articuladas?

 

El uso de este tipo de camas es muy útil para personas con una movilidad reducida, y las personas mayores son los primeros candidatos para ellas. Dentro de las principales ventajas que tienen este tipo de camas para ofrecerte están:

 

Es fácil entrar y salir

 

Es uno de los principales beneficios que tienen para ofrecerte, en especial porque es muy fácil tumbarse en la cama al mismo tiempo que salir de ella. De esta forma será mucho más fácil incorporarse en caso de que se tenga una movilidad reducida.

Estas camas se pueden colocar en una posición mucho más cómoda y accesible, lo que permite que una persona con capacidades reducidas pueda aprovechar esta gran ventaja.

 

Facilita los cambios posturales

 

Las personas que están en cama por períodos largos, necesitan cambios posturales constantes para evitar lesiones a nivel muscular. Esto también evitará el dolor producto de las tensiones continuas, y se puede evitar el dolor en los diferentes segmentos.

 

Es más fácil dormir boca arriba

 

Para muchas personas, dormir boca arriba puede ser una tarea difícil, y por algunas patologías específicas se puede necesitar dormir en esta posición. Por este motivo, las camas articuladas permiten adaptarse fácilmente y adaptarlas a una posición en la que los pacientes quedarán más cómodos.

 

Ayudan en las hernias de hiato

 

Es una patología para la que las camas articuladas son muy beneficiosas, porque ayudan a evitar los síntomas del reflujo. También permiten ayudar con la subida de vapores que puede generar esta patología y que en una cama normal se puede producir una sintomatología mucho más marcada.

 

Mejoran la circulación

 

Muchas personas sufren de problemas en el retorno venoso, y este tipo de camas permiten favorecer el mismo. Esto gracias a que se puede dormir con las piernas elevadas, para que la circulación de los miembros inferiores sea mucho más efectiva. Esto permitirá que puedas conseguir así la máxima comodidad posible.

 

Ofrecen una mayor inclusión

 

Este tipo de camas no es únicamente para lograr beneficios a nivel físico, sino que también permiten al paciente incorporarse en la vida y en la sociedad más fácilmente. De esta forma, podrá interactuar de una forma mucho más efectiva con sus familiares o amigos que vayan a visitarlo.

Todas las virtudes que tienen este tipo de camas son fácilmente aplicables tanto a personas jóvenes como personas que poseen alguna discapacidad. De esta forma, permite tener beneficios tanto físicos como sociales, en especial si se está sufriendo de alguna patología o enfermedad de base.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *